Escribí este poema en 2002 acerca de Lucas. Estaba bien amarga y llena de amargura porque él nunca quiso dejar a su esposa. Mis pensamientos eran irracional e ilógico. Esto pasa cuando uno tiene trastorno límite de la personalidad.

pero el me olvido como los otros

El romance paro
gracias a tu cobardía
Nunca quisistes pelear
Por aquel amor que me decias
Que te hacía querer vivir la vida
Y yo me quedo aquí
Sola y desilusionada
Y tu
Con el viejo hábito
Que se llama “tu esposa”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s