Fotos de mi desde Junio a Julio de 2021-fue una epoca loca

Ha pasado un año desde que recibí mi diagnóstico de trastorno límite de la personalidad que cambió mi vida. Comencé a ir a terapia a fines de junio y tuve que hacer una evaluación de salud mental de 3 horas en dos sesiones separadas donde mi terapeuta me hizo preguntas sobre traumas pasados y patrones de comportamiento pasados. Fue una semana muy difícil emocionalmente para mí debido a eso y otras cosas personales que estaban sucediendo en mi vida. Me senté frente a mi terapeuta mientras explicaba cómo el diagnóstico de trastorno límite de la personalidad terminó en mi mapa conceptual. Mi reacción fue de entumecimiento y conmoción. Y luego cometí el error de ir a Internet y buscarlo y bueno TLP tiene una mala reputación por una buena razón. Después de leer todas las cosas malas sobre el TLP, pensé: “Sabía que tenía problemas y estaba un poco desordenado, pero no esperaba estar tan jodida, tan rota”. No ayuda que un par de cosas que se destacan en Internet sobre el TLP sea “El TLP es el trastorno mental más doloroso” O “Las personas con TLP son manipuladoras” o “Algunas personas con TLP son incapaces de amar”. No ayudó que en el momento en que me diagnosticaron, también estaba teniendo un colapso mental y estaba pasando por un mal momento con mi pareja romántica. Cuando les conté a mis amigos y familiares sobre mi diagnóstico, la mayoría de ellos me apoyaron y alentaron, pero algunos lo negaron y no lo aceptaron por completo. Me dijeron “no podría tener TLP porque no soy tan horrible” o que “no es gran cosa”.

Un par de semanas después de mi diagnóstico, mi pareja rompió conmigo. Mientras no voy a entrar en detalles sobre los eventos que condujo a la ruptura de esa relación; diré que el último día que vi a mi ex, hubo un par de cosas que me dijo que realmente me impactaron y me hicieron contemplar mi realidad de una manera honesta. La ruptura realmente validó mis peores temores sobre mí mismo, “Soy difícil de amar”, “Siempre voy a ser demasiado inestable emocionalmente para estar en una relación” “No merezco amor” “Siempre jodo todo lo bueno en mi vida” “Estoy demasiado jodida y rota para ser amada”, etc., etc. Todos ustedes han leído la poesía y las historias sobre cómo nunca he manejado bien las rupturas amorosas. Entonces, estaba acostada en mi cama llorando y pensando todas estas cosas y no quería levantarme. Estaba de vacaciones cuando esto sucedió, así que podría haberme quedado en la cama todo el día y nada. Sin embargo, algo me dijo que siguiera adelante y me levantara. El resto del mes de julio es un borrón para mí. Documenté a través de un video y un diario lo que hice y lo que estaba pensando, así que sé lo que hice, pero hay partes de ese mes que no recuerdo haber vivido. Sé que me mantuve al día con mis citas de terapia y trabajé todos los días y escribí. Otra cosa que tenía que hacer era llevar una tarjeta de diario monitoreando mis emociones y cualquier situación que sacara emociones fuertes en mí. Las principales emociones que sentí los meses de julio, agosto y septiembre fueron la ira, la tristeza y la desesperación, por lo que llenar mi tarjeta del diario fue una tarea, pero también necesaria para mejorar en el manejo de la vida. Algo que mi terapeuta actual dijo en la terapia de grupo fue “cómo el dolor hace que uno haga un balance de la vida y cómo la está viviendo”. Después de la ruptura, aunque sí, sentí este inmenso dolor por esa situación, también sentí dolor y enojo por otros eventos traumáticos en mi vida de los que no me había curado. Era como si tuviera este armario lleno de traumas sin procesar que estaba a punto de abrirse en cualquier momento y en julio, la puerta se abrió de par en par y salió bien, casi todo lo que mantenía dentro de mí que llevaba bien escondida. La vergüenza, la culpa, la ira, la furia, la desesperación, la tristeza por traumas pasados fueron sentimientos con los que me familiaricé bien durante esos primeros tres meses. Me sentí atrapada a veces en esta niebla emocional, pero de alguna manera seguí adelante. Continuamente me preguntaba cuál era el propósito de todo mi arduo trabajo y al principio era para no explotar con ira en frente de mis hijos como lo había hecho con otras personas en mi pasado. También tuve que aprender un nuevo idioma con mi diagnóstico de TLP. Sé que suena raro, pero con todas las nuevas palabras de vocabulario que se me lanzan, es lo que se sintió. En junio y julio, aprendí muy rápido lo que disociación, enmascarar y dividir fue porque eso es básicamente lo que hice esos meses. También aprendí el término hipersexualidad que he abordado en algunas de mis publicaciones y poesía en este blog. Reflexionando sobre todo lo que he aprendido, puedo entender cómo mi comportamiento puede parecer aterrador para algunas personas. He entendido cuánto mi comportamiento errático e impulsivo ha impactado enormemente mi vida.

A Continuacion….

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s